martes, 27 de mayo de 2014

Tu ausencia.




¡Dios! ¿por qué te lo llevaste? Puedo entender que él está contigo y todas sus angustias, sus miedos y sus dolores han terminado para siempre, pero no puedo evitar mi egoísmo, me rebelo ante tu decisión, me está doliendo el alma y no encuentro cómo mitigar este dolor que me hace gritar maldecir y llorar en mi infinita soledad.

Paco no acepto ni entiendo tu partida, que voy a hacer sin ti, qué hago sin tu presencia, sin tu mirada y tu sonrisa... sin tu amor. Dime por favor, como voy a llenar este vacío y como acabo con este dolor que me está quemando el alma, me oprime el pecho y no me deja respirar.

Te extraño amor, y tu recuerdo ha de acompañarme siempre porque me diste mucho para recordar, me enseñaste una forma diferente de amar y no me resigno, me resulta increíble que no estarás más.

Espérame en el cielo amor, ahí retomaremos el camino y caminaremos de la mano hasta la eternidad...

1 comentario:

  1. Pili yo se como te duele, pero recuerda esos hermosos momentos que pasaste con el son el mejor recuerdo que puedes tener

    ResponderEliminar