miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz Año nuevo!!




Estas fechas no fueron las mejores para mi, pero tengo esperanzas de que el 2015 me va a recompenzar.
Y deseo de corazón que este año nuevo sea pleno y feliz para todos y cada uno de ustedes.
Gracias a quienes me acompañaron en este 2014 y ojalá lo hagan en este 2015. 

domingo, 2 de noviembre de 2014

Esperar



Esperar...
Esperar... 
y volver  a esperar...
Paso el día esperando que pienses en mi y que me extrañes.  Pero tu mente parece que  vuela en otro  cielo,  quizá más alto, pero nunca mejor  que las nubes en las que anido;  y  aún así...  sigo esperando mientras  lucho  con mis ganas de  buscarte.
¡Tengo que olvidarte!  no quiero seguir plantando  ilusiones en el desierto, en la tierra árida de tu corazón  que  me repite una y mil veces que no florecerán  jamás.
Y sigo pensando en ti, después de un desfile interminable de segundos minutos y horas. Hostigo a la esperanza para seguir creyendo que en algún momento pensarás en mi,  y al hacerlo, nacerá en ti el deseo de perderte en mis ojos y  fundir tus labios con los míos. Para mí no será el primer beso, te he besado cien veces en sueños.
Por estar pensando en ti, me senté en una absurda quimera  dejando de lado la realidad, despreciando la luz de las estrellas que se empeñan en iluminar mi vida, por querer abrazar los rayos del sol que representas Tú.
No debo seguir esperando nada de quien desprecia mi presencia, pero no me resigno a perder esta ilusión que da vida a mis días y los pinta de color.
Quiero consumirme, volverme cenizas y perderme junto con el humo del cigarro que fumo pensando en ti, pudiera ser que de esta manera pueda volar en el viento, vencer limites y distancia hasta llegar donde estas para poder robarte una caricia.
Esperar... ¿qué puedo esperar de quien se niega a mirarme? pero me niego a matar la ilusión de lograr alcanzarte.

viernes, 24 de octubre de 2014

Duele


Desvelo



Cada noche cuando la oscuridad y el silencio inundan mi cuarto    llenando de ausencia y soledad mi cama, retumba el recuerdo de tu voz en mi cabeza...
Vuela entonces a tu encuentro mi  pensamiento.
Imagino tu rostro y  tu mirada tierna, tus labios tan bellos y  tu hermosa sonrisa. Te ha dibujado tantas veces la imaginación mía, que casi puedo  adivinar tus gestos; puedo sentir el calor de tus manos, la dulzura de tus labios y hasta el aroma de tu piel.
No ha sido difícil entrar en tu corazón para espiar, para descubrir tus  sentimientos desnudos (son tan hermosos) y abrazarlos con mi alma.
Cada noche una nueva historia; cada madrugada una  aventura estupenda corrida a tu lado.
Está amaneciendo...
Las sábanas frías ponen fin a mi fantasía
¡ Qué cruel despertar a la realidad!
Estoy sola mirando las estrellas tratando de alcanzar una.
Tú no estás aquí. Tal vez nunca estarás...
pero es hermoso soñar, perderse en el maravilloso mundo de la fantasía, donde no hay imposibles.
Se pueden tocar las estrellas...
La luna es de queso y el sol sale de noche...
El universo cabe en la palma de la mano y tu amor es mío.
Un rayo de sol indica que a empezado un nuevo día; me tengo que levantar, continuar con mi rutina y esperar con ansia la noche donde en la oscuridad y el silencio he de volverte a encontrar.


María Del Pilar Sánchez Padilla Sánchez

miércoles, 22 de octubre de 2014

Te encontré (carta a un amor)



Te descubrí entre tanta gente, entre miles de palabras  en este universo sin fin,  que  viene a ser como el piso 13 en la vida de todos los que deambulamos por él;  que existe y sin embargo no es parte de nuestra realidad...  que es,  sin llegar a ser.

Te encontré en un mundo  que puede llegar a ser tan falso como honesto, y en donde tanto hombres como mujeres puedes ser lobos malvados que devoran  o solitarias y tiernas caperucitas buscando compañía y, porque no,  quizá hasta el amor.

Te hallé en un lugar donde resulta tan fácil escribir  te amo y  besar sin sentir,  mientras te ríes a carcajadas,  miras la televisión o se coquetea con alguien más en otra ventana;  en dónde deshacerse  de lo malos momentos y las personas  es tan fácil.  Lo que ya no divierte, molesta o estorba simplemente se le cierra la ventana o se le bloquea.

Me tropecé contigo en este espacio en donde sobrevivir y mantenerse intacto, depende solo la habilidad que se tenga para no comprometer las emociones y los sentimientos y en el hasta ahora he sabido subsistir  sin perder el corazón.

Pero en este universo como en la realidad, quien juega siempre está expuesto a ganar o  perder, coincidir contigo me tiene  perdida, aún no se si saldré bien librada, si en realidad he perdido o si al final saldré ganando al encontrarte.

Yo quiero amarte, lo supe desde el momento que te vi sonreír  en tu fotografía, en ese instante cerré los caminos que llevan a mi corazón para que nadie pudiera acercarse, y empecé a construir uno  solo para ti, para que solo tú puedas llegar a él.  

Hice limpieza en mis contactos, en mi actitud y en mi alma, he empezado a preparar mi corazón y  mi vida para que entres en ella y la llenes por completo. Quiero ser una mejor persona para ti, ayúdame a serlo.

Quiero alcanzarte, tocar tu corazón y lograr que te enamores de mí,  que me ames, pero a veces siento que estoy intentando alcanzar el horizonte...

sábado, 18 de octubre de 2014

Déjate convencer.




¡ Déjate convencer !
No te resistas a mi amor.
Soy tu medida exacta en todo.
No cierres tu corazón abre tus sentidos y siente lo que soy.
Asómate a donde nadie ha podido mirar, llega a ese rincón al que ni yo misma me he atrevido a explorar.
Derrite la coraza que cubre mi ser, desnuda mi alma y descubrirás que soy mucho más de lo que imaginas. -Soy un universo de posibilidades inimaginables, sin medida y espacio.-
Soy mucho más que apariencia.
Soy grandeza soy poder. 
Soy ternura soy amor. 
Soy una braza ardiente de pasión. 
Y todo cuánto quieras... ¡ESO SOY!
¡No busques más, no te resistas!
Tú y yo somos el crisol en el que se funde la aleación perfecta y solida llamada felicidad .
Nos tendremos el uno al otro sin reservas ni medidas, sin máscaras  sin juegos ni mentiras.
Dame tu tiempo. Tuyo es el mío.
Dame tu vida y tendrás la mía.
Dame tu amor. Has ganado el mío.
Dame tu pasión. Yo te regalaré la mía.
Dame todo lo que quieras que todo lo que me des te lo devolveré con creces, hoy mañana y siempre.

Déjate convencer... sé que puedo conquistarte, sólo deja demostrarte que soy yo la que debe amarte.

martes, 14 de octubre de 2014

Nuevas ilusiones.




Tengo 53 años y me gustaría hacer en este momento todo lo que no hice antes, como  correr, brincar, besar y amar bajo la lluvia, quizá caminar sin rumbo por la calle y  dejar  aflorar la niña que en el fondo siempre ha estado esperando el momento de presentarse para permitirme volver a ver el mundo con curiosidad,  sin dejarme de sorprender de las cosas hermosas que tiene la vida. Las sonrisa y las ganas de vivir van regresando a mi vida, hoy quiero dejar las lagrimas atrás y permitirme el lujo de volverme a enamorar.

Y cuando no esperaba nada, nuevamente las bendiciones vienen del cielo...

El mundo ha empezado  a teñirse en colores pastel y  nuevas ilusiones  nacieron  con una imagen de buenos días,  una  linda canción y  la hermosa sonrisa del remitente, cuyo rostro no era desconocido para mi, ya  hacía algún tiempo lo  había visto  entre tanta gente.

Desde la primera vez que lo vi  mi cuerpo se sacudió, fue una sensación extraña, fue  una emoción diferente que despertó  la ambición de alcanzarlo, sin importar cual fuera el precio.
Como siempre, las cosas se acomodaron de manera para que la ilusión llegara en el peor de mis momentos para traer nuevas alegrías a mi vida,

En la imaginación se  han comenzado a crear escenarios increíbles e iniciaron los ensayos para este nuevo cariño que ha empezado a surgir, porque quiero pensar que será el que me acompañe el resto del camino, el que me ame hasta el final.

Tengo tanto que agradecer a la vida...

viernes, 10 de octubre de 2014

¿Cómo?


Perdón... Me parece que no entendí tu mensaje.
¿Será que mi capacidad de entendimiento se encuentra por debajo del estándar o, pudiera ser que prefiero anular toda razón para no captar la intención de tus palabras? A decir verdad no lo sé; pero no me gustaría quedarme con la duda. Permíteme preguntar:
¿Me estás pidiendo que siga hundida y sentada en mi mediocridad?
¿sugieres que no aspire  nada, que siga inexistente, pasiva y reprimida?
 ¡te das cuenta de lo que me estás pidiendo!
¿En verdad crees que es ahora cuando empiezo a desquiciarme?
No te das cuenta que  en éste momento es cuando en realidad empiezo a quererme y aceptar lo que en verdad soy.
¿Crees que me estoy poniendo una máscara? ¡No! me la estoy quitando.
Por años permití que me colgaran una etiqueta equivocada, tanto que hasta perdí mi nombre al adoptar algunos sobrenombres: "La Señora de..." " La esposa de..." " La mamá de..." La mujer se esfumó. Es ahora que trato de desenterrarla, reconstruirla, reencontrarla. Hoy quiero volver a ser " Pilar "  simplemente Pilar... No más etiquetas, no más motes, no más máscaras.

Perdón... ¿Me estás pidiendo que siga teniéndome lástima y odiándome? ¡Por favor! di que me equivoqué, que no entendí nada y, que lo que en realidad quieres es que sea feliz, que encuentre el amor y alcance mis metas. Por favor dime que tu también quieres reencontrar a esa majestuosa mujer llamada, " Pilar "

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cómo decir.

Cómo te explico que cuando te conocí, desde el primer momento sentí  esa magia que siempre había soñado y que hasta ahora no había encontrado ni sentido con  nadie.  

De qué manera te digo que desde que te encontré mi vida ha cambiado,  que me siento  confundida sintiendo sensaciones y emociones desconocidas que llegaron como un hechizo al sentirte a mi lado y mirarme en tus ojos.

Cómo te hago entender que por ti me estoy tirando en caída libre hacia el infierno, que quiero poner mi vida en tus manos sin importar lo que hagas con ella.

Qué tengo que hacer para que entiendas y me creas que te estoy dando todo cuanto soy, mi presente y mi futuro, mi alegría y mis tristezas, mis ilusiones y mi pasión.


Cómo te expreso que te regalo mi corazón.

martes, 2 de septiembre de 2014



Te he esperado cada noche hasta que las esperanzas se me duermen y las ilusiones empiezan a soñar...

viernes, 29 de agosto de 2014

Inicio turbulento Parte II.




En este corto tiempo he asimilado demasiadas cosas a las que tal vez por ignorancia, por descuido o por no darles importancia había pasado por alto.

Los recuerdos ya no duelen ni lastiman, he comprendido que el pasado debe dejarse atrás, lo bueno y lo malo que la vida me ha dado ha sido para forjarme como mejor persona, me ha hecho fuerte, grande y un poco sabia con todas las experiencias que me ha regalado.

A quienes me hirieron he podido perdonarlos, escribir mi historia me ha ayudado a conseguirlo.

Los amores que la vida me ha quitado, los llevaré siempre en mí, los seguiré amando eternamente, pero igual debo dejarlos partir, no retenerlos más con mis lagrimas; hoy entiendo que ellos cumplieron su misión en la vida y que allá donde están, sus almas y su espíritu descansan sin más dolor.

He comprendido que la muerte del cuerpo no es más que el paso a la eternidad, la transformación del alma en luz que nunca deja de brillar pues es energía que existe suspendida en el tiempo y el espacio.

Estoy descubriendo que por alguna extraña razón mientras alguien me rompe el corazón yo se lo destrozo sin querer y sin pensar a varias personas; esto es algo que no logro entender, en este aspecto la vida parece ser demasiado injusta pero, igual debo aceptar que las cosas son así por alguna razón.

Hoy es un buen día.



Siempre es un buen día para soñar, para intentar alcanzar el horizonte aunque esto parezca imposible de lograr.

Este es un día perfecto para imaginarte a mi lado, percibirte tan mío hasta casi poder sentir tus brazos y tus labios, tu aliento y tu calor.

El rayo de sol que me ha despertado me invita a pensarte y sentir que puedo merecerte, que soy digna de tu amor... ¡qué importa si aún desconfías! estoy segura que algún día tus miradas han de ser mías.

Ahora es el momento ideal para imaginar el color de tu mirada, la ternura de tus besos y el aroma de tu piel.

Hoy es un gran día para creer que serás más que una imagen bella que solo puede ser acariciada con la mirada, confío que dios te hará mi más hermosa realidad.

jueves, 28 de agosto de 2014

Pasión por ti.


He imaginado tus labios rozando apenas los míos con delicadeza que se trasforma en fuego que crece y estalla en exaltación fuera de control, en pasión sublime que funde los cuerpos, el alma y el espíritu.

Te he imaginado tocando mi cuerpo, recorriendo cada milímetro de mi piel, secando el sudor producto de la excitación con tus hermosas manos... te he imaginado a mi lado sintiendo como vibro, como se humedece mi ser pidiendo a gritos que me ames hasta lo más profundo de mi ser.

Te pienso, y mi corazón canta con sus latidos un canto de amor que intenta llamarte para que vengas a mí, para que unas tu alma con la mía hasta que nuestros corazones se confundan en un solo latir.

Te deseo  y mis manos tiemblan, mi cuerpo gime y derrama  humedad, esa humedad con la que quisiera regar tu ser, para hacer florecer en ti nuevas emociones, nuevo sueños y nuevas alegrías.

Pensar en ti me hace desear  besar tu alma, ahogarme en tu aliento, perderme en tu piel y bendecir tus manos.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Inicio turbulento



Acomodada casi totalmente en casa de mi hijo Jorge, está dando inicio esta nueva etapa de mi vida, que por cierto empieza de manera algo turbulenta, parece que esta vez las cosas van a ser distintas a lo que he vivido hasta ahora.

¿Será que esta vez el inicio del ciclo va a ser un torbellino lleno de decepciones y llanto pero que el final en esta ocasión será feliz?

La vida me sigue sorprendiendo, supuse que ya había vivido tanto que ya no quedaba más por conocer, y ahora me está impresionando con nuevos sentimientos y sensaciones que antes eran para mi desconocidas y que a decir verdad me tienen muy confundida y más temerosa y desconfiada que nunca.

De cualquier modo sigo mirando al horizonte, sigo creciendo como persona y sigo aceptando sin remilgos lo que me ofrece el destino pues sigo confiada en que algo bueno tiene que venir.

Ahora he tenido la oportunidad de conocer personas muy interesantes, algunas más que otras pero que están resultando de mucho beneficio para mi, para darme cuenta que nunca se termina de conocer al ser humano que las personas no han sido creadas con el mismo molde no solo físicamente sino emocional e intelectualmente.

He conocido personas intolerantes que a pesar de lo que dicen les duele la vida y el pasado, de ahí que intentan ocultarse de seres iluminados y bendecidos por la vida... y yo sigo intentando ser tolerante y comprensiva, intento trabajar en mis virtudes.

Últimamente he aprendido que debo ser humilde, debo trabajar en mis defectos y cultivar mis virtudes, he aprendido que nada es lo que parece y que hablar con sinceridad ofende y hasta aleja a las personas, pareciera que les gustan las mentiras y las falsedades, escuchar y ver solo que lo que esperan.

Estoy entendiendo que no es bueno expresar lo que se siente y menos bueno es tratar de conseguirlo, pues se te trata de mundana, desesperada y poco espiritual. Pero soy mundana no puedo dejar de serlo, estoy en este mundo y debe ser por alguna razón, no soy solo espíritu o alma soy humana con defectos y virtudes.

Soy simplemente una mujer que intenta ser mejor ser humano y conseguir la felicidad...

martes, 26 de agosto de 2014

Sapo



La persona a la que le escribí esto se ofendió muchísimo, al parecer no entendió que todo lo que digo es solo una metáfora, una manera de decir que era como los demás. Aún así debió sentirse halagado, porque al menos me tome el tiempo de dedicarle algo, pues pensaba en él.

También resulto ser un simple sapo imposible de convertir en príncipe, o es que no fui yo quien debía besarlo para conseguir la transformación y ser su amor...

No, no era él quien podía matar a los dragones y vencer los demonios y peligros para llegar a rescatarme; le faltó coraje y valor para llegar a la princesa que soy aún con mis temores y mis dudas, aún con mi errores y pequeñeces...

Se oculto tras palabras bellas. Escondió sus miserias y frustraciones bajo una máscara de grandeza y sabiduría, prefirió seguir revolcándose en su soledad por miedo a sufrir, sin comprender que a veces  también el amor duele antes de convertirse en eterno.

Un error de mi parte lo convirtió en vendaval, como si errar no fuera humano, como si una falta fuera causa de abandono y olvido. No entendió que no soy perfecta pero pretendía ser su realidad...  eso era todo lo que yo quería.

Se perdió en la distancia llevándose el alma y los sueños, se marcho sin despedirse, no logró captar mi incertidumbre, no pudo entender que lo quería en mi vida, lo quería mío... pero no sabía cómo lograrlo.

Al final igual que muchos resultó ser un sapo... pero vestido de príncipe.

Al final me volví a equivocar y terminé llorando sentada en mi torre de cristal. 

sábado, 16 de agosto de 2014

¿No te lo he dicho?

Pensamiento escrito hace ya algunos años y dedicado a Paco Méndez


¿No te lo he dicho?
Bien sé que no, pero también sé que no hace falta decirlo porque de sobra lo sabes.
Estas en mi mente, en mis sentimientos, estas clavado en mi vida.

Eres, el príncipe azul en mi eterno sueño, el príncipe que me rescata cada mañana al abrir los ojos, cuando mi primer pensamiento es para ti.

Soy tu princesa, la que vive presa en el castillo de tu amor aferrada a tus manos y sus caricias, aferrada a tus labios y cada beso que me has dado.

¿No te lo he dicho? Te amo... Sí, te amo, con un amor grande y desmedido que me llena el pecho y que no me cabe en el corazón.

Me esta urgiendo gritarlo y repetirlo una y mil veces... Te amo... Te amo... Sí que te amo, y he de morir amándote, Te amo amor mío siempre lo haré.

¿No te lo he dicho? Bien sé que no, pero también sé que no hace falta decirlo porque de sobra lo sabes.

Un lindo recuerdo.



Antonio Larios Solis Un compañero de la escuela secundaria me envió un e-mail donde me dijo: "Recuerdo a 4 jóvenes adolescentes de secundaria disfrutando de sus vagancias"
Estas palabras me han llevado recordar un lapso en el que la vida era simplemente perfecta y feliz, en la que la mayor preocupación que podíamos tener era reprobar un examen.
Por razones que ahora no vienen al caso, mis padres me cambiaron de escuela; pase de una escuela femenina a una mixta a cursar el segundo grado de secundaria; ahí conocí a tres chicos de mi misma edad con los que entablé una amistad muy linda que nos convirtió en cómplices de muchas travesuras propias del período por el que pasábamos.
Ellos eran Ana María (Anita) Antonio (Larios) y Jorge (Valadez) los cuatro rápidamente nos unimos para protagonizar una serie de fechorías que resultaban por demás divertidas.
En este momento vienen a mi mente muchos momentos compartidos con ellos, claramente puedo visualizar cuatro chicos sentados en una banqueta o en una banca mientras esperaban su autobús, fumando a escondidas y riendo a carcajadas. Me veo tratando de conquistar a uno de ellos sin obtener gran respuesta de su parte... en fin que hay tanto que recordar y tanto que añorar de aquellos tiempos que no volverán.
La nostalgia se ha apoderado de mi y no puedo evitar que mis ojos se llenen de lagrimas al evocar un lapso de mi vida perdido en el tiempo.
Toño, gracias por este hermoso recuerdo.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Inculta.



Yo no fuí a la escuela , no pude ó no quise ir qué más da.

Nunca he leído un libro de principio a fin.

Ignoro cuánto mide la tierra , y cuál es el numero de galaxias planetas y estrellas que se conocen del universo.

Desconozco los nombres de los autores de las grandes obras de arte musicales literarias y pictóricas. Nunca aprendí Historia, Matemáticas ni Ortografía , no sé de política ni teología... Como veras soy inculta e ignorante en mil materias, pero soy privilegiada porque no he necesitado ser Abogado ingeniero ó Doctor para alcanzar el aprecio y el reconocimiento de algunas personas , me a bastado ser un " ser humano" cargado de sentimiento, lealtad y honestidad; Porque cuando te doy mi mano y te digo soy tu amiga , esto es para mí un pacto irrevocable. Es la promesa de que siempre contarás conmigo, sin reservas, sin limitaciones, sin intensiones ocultas, aceptándote tal cual eres sin reproches, sin querer cambiar tu mundo, aceptando tus defectos disfrutando tus virtudes.

Amo a la gente porque puedo darme el lujo de derrochar cariño pues sentimiento es lo que me sobra.

No conozco más Historia que la de mis seres queridos ¡ Ésa la sé de memoria ! he escuchado sus problemas con atención. He llorado su llanto y reído su risa , han sido sus triunfos mis triunfos y sus derrotas mis propias derrotas...y esto sólo porque sí porque aprendí a amar sus miserias tanto como sus grandezas.

¿Me han herido? ¡SÍ ! mucho, es me han lastimado pero... amor y dolor son la misma cosa.

Te amo... tú me lastimas...

Te quiero... tú me desprecias...

Te extraño... tú me olvidas...

Aún así no me arrepiento , nunca he podido odiar a nadie aún cuando quisiera.

Ésta es mi sabiduría , la que no aprendí en los libros, la que me dio el corazón.

Nunca he despreciado a quien me quiere, por el contrario lo he respetad, pocas veces he sido egoísta, casi nunca he lastimado a alguien (al menos con intención) y he procurado la felicidad y el bienestar de los que me rodean aún teniendo que sacrificar la mía; ésta es mi naturaleza .

Ternura , comprensión , amistad, amor , sinceridad , lealtad... privilegio de pocos , y esto no lo aprendí en la escuela, me lo enseñó la vida.

Como verás tengo la sabiduría que no te dan los libros.

Me falta mucho para ser enciclopedia pero, " como ser humano " no me falta nada.

martes, 12 de agosto de 2014

Bello




¿ Bello? ¡ Sí que era bello! Más que el David de Miguel Ángel.

Cada cabello cada centímetro de su piel era perfecto.

Y en mi desmedido afán por verlo perfecto, no solo minimicé sus defectos con sus virtudes; también le obsequie mis cualidades, mi grandeza, mi nobleza mi hermosura. Entonces lo vi tan alto y tan grande que me sentí insignificante y vacía, sentí frió, mi entorno se obscureció me falto el aire, me sentí muerta, desesperada, olvidada, hundida en una tremenda depresión... Odiando mi vida, mi cara, mi cuerpo y mis años.

Era bello. tan perfecta y exageradamente bello.

Él lo sabía, de ahí su altivez y su arrogancia.

Sabia que lo admiraba, sabía que lo deseaba y sabía que no podría alcanzarlo, por eso sentía un placer malsano al despreciarme, cuando me miraba humillada, suplicando una limosna de su compañía.

Una mirada, una sonrisa una palabra bastaba; él lo sabía y hasta eso me negó.

Era tan bello. y hubiera hecho cualquier cosa que me pidiera.

Si hubiera pedido mis ojos con gusto se los hubiera dado; si quisiera mi corazón mis pies mis manos. mi propia vida al instante los hubiera tenido en sus manos. Si le di sin que lo pidiera mi razón, mis convicciones
mis sueños, mi alegría y hasta mi dignidad.

¡ Qué no le hubiera dado!

Era hermoso, ¡ verdaderamente hermoso! tanto que llegué a confundirlo con el sol que no podía tocar y que me daba vida y calor.

Era tan hermoso que me enamoré, era tan bello que lo amé.

Equivocadamente me sentí privilegiada de que sus rayos acariciaran mi piel y su fuego encendieran mi alma.

Pero un día desperté abrí los ojos, pude darme cuenta de lo confundida que había estado. Entonces comprendí que todo cuanto buscaba estaba en mí.

Pedía un poco de claridad y yo soy la luz.

Pedía vida y Dios me había dado el don de dar vida.

Pedía una sonrisa y soy carcajada.

Buscaba calma cuando soy paz.

Quería cariño y soy amor.

pedía abundancia y soy exceso.

Quería un pensamiento pero soy poesía.

Deseaba una estrella mientras soy universo.

Tengo conocimiento tengo experiencia, soy todo cuanto se pueda pedir.

Abrí los ojos y descubrí que soy bella.

Era bello. lo sigue siendo, pero yo lo soy más; mi belleza es de esa clase indestructible perfecta y eterna.

Es bello hoy pero mañana. no lo será más y yo... seguiré espléndida y radiantemente bella.

domingo, 3 de agosto de 2014

Fin de ciclo.



Un último vistazo al departamento vacío, cerré la puerta y me marche sin mirar atrás, es difícil dejar años plenos, felices y llenos de amor. Sentí un nudo en la garganta al despedirme de sus padres, hubiera querido decir tantas cosas, pero no pude, solo me limite a decir adiós.

En esa ciudad se quedo un poco de mí, no puede ser de otra manera, ahí se escribió una parte de mi historia, otra etapa de mi vida cargada de ilusiones y momentos mágicos, aunque también existieron momentos de frustración y lagrimas me quedo con el recuerdo de los primeros.

La mirada al frente, hacia el horizonte, hacia el inicio de un nuevo ciclo. Conforme la ciudad fue quedando atrás entendí que el circulo por fin se había cerrado; llegó el momento de dar vuelta a la pagina para comenzar a escribir un nuevo capítulo en mi vida.

miércoles, 23 de julio de 2014

Preparando mudanza.



Estoy preparando mudanza, el destino tiene otro rumbo para mi, una ciudad diferente con personas distintas, el futuro es incierto en este momento, y aunque tengo fe de que algo bueno tiene que venir, no puedo evitar la tristeza que me causa tener que dejar este lugar en el que hay tantos recuerdos.

Un cambio siempre es bueno pero, ¡esto es demasiado! estoy en medio de una mutación extrema que no me permite pensar y coloca mi sensibilidad al máximo, sin motivo alguno puedo encontrarme riendo a carcajadas o llorando desconsolada como una niña pequeña que ha perdido su muñeca; mis sentimientos están totalmente fuera de control.

Las habitaciones van quedando vacías llevo días desmontando el nido que creamos Paco y yo ¡Dios, no creí que fuera tan difícil! cada mueble, cada cuadro y cada objeto remueve los recuerdos, todo tiene detrás una historia oculta, un momento mágico vivido con ilusión y amor.

Mientras muevo las cosas van apareciendo las cartas, notas y mensajes que un día escribimos con palabras llenas de amor el uno para el otro y que en su momento nos hicieron sonreír. Este sitio está lleno de años de nuestro amor, de nuestras fantasías, nuestras ilusiones y nuestras locuras.

Me está dando trabajo aceptar que tengo que marcharme, me cuesta aceptar que él ya no está aquí y lo mejor es alejarme.

martes, 22 de julio de 2014

Mi tiempo en Pachuca terminó


Mi tiempo en Pachuca está llegando a su fin, llegué a esta ciudad con una sola misión: amarte y hacerte feliz los últimos años de tu existir. Lo cumplí amor, te amé hasta la locura y por sobre todas las cosas, sé que conmigo encontraste la felicidad y la plenitud, curé tu soledad y tus heridas... te hice dichoso, pero mi compromiso terminó el día que te marchaste, no tengo nada más que hacer aquí.
Me marcho. Me llevo conmigo los años de amor y pasión que viví contigo, me cargo en la mudanza tu recuerdo, de hecho tú te vas conmigo, estarás a mi lado el resto del camino que me queda por andar y cuando Dios considere poner punto final a mi historia, estoy segura que ahí estarás esperando por mí para continuar con esta hermosa historia de amor hasta la eternidad.

sábado, 12 de julio de 2014

Algo bueno tiene que venir



Aquí estoy nuevamente parada en medio de la nada sin saber qué rumbo tomará mi vida, una vez más rodeada de incertidumbre y muriendo de miedo, cubierta de tristeza y lagrimas ¿qué va a ser de mi? ¿acaso sería mejor que la vida terminara ahora mismo?

Dentro de todo lo malo que me deja este fin de ciclo, debo sentirme agradecida, tengo el apoyo de mis hijos y aún cuando ellos no llenan el vacio que Paco me dejó, me hacen sentir protegida y amada. Es curioso cómo ahora soy yo quien necesita de sus cuidados y su protección cuando se supone que yo debería velar por ellos siempre, sin embargo, en este momento soy la persona más inestable sobre la faz de la tierra.

Tengo que dejar el pasado atrás, ocuparme solo del presente y dejar de pensar en el futuro incierto, debo tener confianza en que el universo ira acomodando las cosas para mí. Por ahora sólo debo ocuparme en sanar las heridas, en juntar los segmentos de mi corazón y hacerlo uno solo.

Dicen que todo pasa y estoy segura también esta vez así será, al final mi amor por él y su recuerdo quedarán guardados en mi alma, endulzando mi vida de una manera muy especial.

Sigo viva y debo seguir el camino que me ha marcado el destino, tengo que aprender a aceptar y disfrutar todo lo que Dios tiene planeado para mi... ¡algo bueno tiene que venir!

jueves, 3 de julio de 2014

Del cielo al infierno.



Se estaba cocinando una etapa fabulosa para mí, un ciclo cargado de experiencias fabulosas y de mucho amor.

En el 2001 conocí a un hombre por internet que sigilosamente se fue metiendo en mi mente y mi mundo hasta alojarse en mi corazón, cuando me di cuenta ya era parte de mi vida, a pesar de mis negativas y mis miedos el no ceso hasta conseguir su objetivo, tenerme en su casa, su cama y su vida; no paró hasta tenerme aferrada en su amor.

El único de mis hijos que desde el primer momento me estuvo de acuerdo con mi decisión de tomar esta nueva oportunidad que se me estaba brindando para rehacer mi vida y me apoyó en todo momento fue Coco; Israel aunque no dijo nada, era evidente que no estaba de acuerdo al igual que Jorge y Tony. Para nuestros hijos no somos mujeres que pensamos y sentimos, para ellos solo somos "mamás" y ellos creo que habrían preferido que me quedara arrumbada y sola en un rincón de mi casa esperando que les sobrara un momento para visitarme, lo que yo sintiera, pensara o deseara no importaba. Aún así me arriesgué a vivir esa aventura, tome mis maletas y me fui.

Un tiempo después en cuanto estuve segura de que estar con ese hombre era lo que quería, fui a Mérida y traje a Tony conmigo, su padre había quedado de mandar dinero para que él estudiara, cosa que nunca hizo, no mando un solo centavo en el tiempo que estuvo conmigo; Tony estaba enojado, no sé si porque su padre no cumplió con enviarle dinero o por el hecho de que yo viviera con Paco, lo cierto es que de una u otra forma hizo notar su inconformidad haciendo mil tonterías hasta que un día se regresó a Mérida donde estaba su padre, pero ni estando allá se ocupó Javier de él, en su lugar Coco fue quien se hizo cargo.

Mi tiempo con Paco no fue tan largo como hubiera querido, solo duró doce años, pero ese tiempo basto para conocer una forma muy diferente de vivir en pareja a la que había conocido con Javier.

De la misma manera en que llegó una nueva etapa se acabó, nuevamente estoy sola, no sé que esperar ahora.

Hoy comprendo que el destino no se cansa de jugar conmigo a su antojo, de pronto me impulsa tan alto que me lleva a tocar el cielo y de pronto me lanza con tal fuerza que me hace llegar al mismo infierno.

¿Hasta cuándo se va a cansar de jugar conmigo?

martes, 1 de julio de 2014

Encontrando la libertad.



Las cosas de a poco se fueron acomodando y mis pies volvieron a tocar el piso a pesar del dolor causado por mis pérdidas; dicen por ahí que cuando más oscura esta la noche es porque ya va a amanecer y aunque en mi vida el sol nunca volvió a alumbrar igual, la luz fue volviendo paulatinamente acabando con las tinieblas hasta que pude ver nuevamente colores a mi alrededor.

La tristeza de perder a mi niña hasta el día de hoy no ha pasado, con el tiempo me he resignado pero sigo preguntándole a Dios por qué me la quitó. En cuanto a el final de mi relación de más de veinte años con Javier, terminé dando gracias a Dios por haberme quitado las vendas que cubrían mis ojos para así poder ver que lo que había entre nosotros no era una relación sana, aún así no puedo negar que gracias a él tuve cinco hijos maravillosos y en todos esos años también existieron momentos lindos y felices.

Empecé a disfrutar de mi soledad, aprendí a estar conmigo y esto me permitió darme cuenta que no necesitaba a nadie para ser feliz, la felicidad estaba en mí; perdí los miedos que me acosaban... Por fin era libre de pensar, de sentir, de hacer y esto me gustó; por fin había tomado las riendas de mi vida y mi persona.

Cada día me convenzo más de que el destino de cada persona está escrito desde que nace hasta que muere, esto lo creo porque hoy que analizo mi vida noto que cada suceso va de la mano en una secuencia perfecta, las vivencias que tenemos van apareciendo en el momento justo, no puede cambiarse el orden, de lo contrario muchas cosas simplemente no ocurrirían.

En aquel momento no lo sabía pero lo que seguía en mi camino era algo muy lindo y especial; el destino me tenía una nueva tarea que me brindaría un nuevo comienzo lleno de felicidad y con un final cargado de lagrimas.

martes, 24 de junio de 2014

Mi primera computadora.


Los días pasaban lentos monótonos y pesados... el día seguía a la noche y la noche al día formando una espiral que parecía interminable, estaba sola, perdida en mis pensamientos y recuerdos, pidiendo a Dios que me quitara la vida, porqué yo no tenía el valor de hacerlo.

Antes de separarnos Javier me había comprado una computadora, la idea de tener una surgió a partir de una conversación entre Coco (mi hijo) y un ingeniero sobre las computadoras; el tema me llamó mucho la atención pues ellos hablaban de un mundo virtual en el que todo es posible, hasta recrear personas como si fueran reales, mientras los escuchaba pensaba en Liliana ¿sería que si compraba un aparato de esos podría crear un mundo para ella y para mí? -Ahora que recuerdo esto me doy cuenta de lo mal que estaba en ese tiempo- Tenía que saber si todo eso era verdad.

Sin tener ni la menor idea de cómo funcionaba una computadora y con la ayuda del ingeniero Carlos Perera y At-jarid aprendí lo básico y comencé una aventura cibernética que logró sacarme un poco de esa apatía en la que estaba perdida. La computadora vino a llenar las inmensas horas de soledad por tiempo compartido con gente que nunca conocí físicamente pero que parecía entender el aislamiento en el que vivía. Encontré gentes maravillosas que al igual que yo necesitaban hablar de sus frustraciones problemas y soledades. ¿Increíble no? obtuve mas compañía dentro de una computadora que de mi propia gente.

Los días llorando sin comer y dormir se fueron alejando poco a poco conforme me adentraba más a ese piso trece que me brindaba la computadora, ya no pensaba tanto en morir y comenzaba a reír más a pesar de los problemas que tenía.

En aquel tiempo, hubo dos personas que no dejaron de preocuparse por mí, no importaba cual era mi estado de ánimo, siempre estuvieron ahí, Coco y Angélica, ella llegaba sin avisar trayendo a mis nietas y cargando lo necesario para preparar algo de comer, pues sabía que en mi casa no había nada para comer, yo pasaba días sin comer, solo bebía café y fumaba, mientras Javier solo se aparecía para hacerme pasar malos ratos.

Gracias a la computadora conocí a muchas personas, entre ellas a Damián, un ingeniero que estaba a cargo de una gasolinera y que me dio la oportunidad de tener un empleo como capturista de datos, esto me ayudo mucho y me permitió recuperar un poco de mi autoestima, empecé a tener nuevamente fe en mi.

lunes, 23 de junio de 2014

Caída libre

Imagen tomada de: http://pacozamora.blogia.com


La única cosa en mi vida que aun sentía segura se había desvanecido, una mala mujer había robado lo único que me mantenía con vida, estaba sola la muerte de mi niña estaba reciente, mis hijos ya no estaban conmigo. Israel y Coco vivían con sus parejas, Jorge simplemente se había marchado porque no quería tener que elegir entre Javier y yo y Tony iba y venía de la casa de su padre y la mía a su antojo según su conveniencia.

Yo estaba cayendo en caída libre al abismo sin encontrar nada de que sujetarme; quería morir pero me falto valor terminar con esta vida miserable que no paraba de torturarme. No había sido una santa pero este castigo era exagerado y desmedido.

"Estoy sola, estar aquí me hace daño debería salir, escapar olvidarme de todo cuanto hay en este lugar. Estas paredes guardan tantos recuerdos, infinidad de momentos, se diría que guardan trocitos del alma mía.

Quiero huir y sin embargo de manera inconsciente me resisto a aceptar que este capítulo concluyó, me niego a cerrar el libro de esta estúpida historia a la que esa maldita mujer puso fin.

La odio y esa es la verdad, trato de hacer de cuenta que no existe, que es parte de una pesadilla que no me daña; pero es real, quisiera sacarla de una buena vez de mi vida, me gustaría tanto hacerla pedazos.

Me duele reconocer que es más viva que yo, en tan poco tiempo se ha quedado con lo que es mío, con lo que me costó y gané. Ahora ella es la señora y yo no soy nada, hoy ella es la dueña y yo la intrusa, ahora parece que soy yo la que merodea esperando el mejor momento para atacar."

domingo, 22 de junio de 2014

Mi paciencia se agotó.


Como ya dije antes, una vez que mi Lily se fue, mi mundo pareció desmoronarse, unos meses después de su partida Javier me dijo que había tenido una relación con alguien más, pero dijo que eso había terminado, en aquel momento yo lo necesitaba más que nunca y no sé si por eso por amor o por tonta pensando que eso era pasado le dije que no importaba, que podíamos seguir como si nada hubiera pasado ¡Pobre ilusa! él seguía con esa mujer. Hasta el día de hoy no logro entender porqué me lo dijo, esperaba que yo pusiera fin a nuestra relación, esperaba que yo aceptara su relación con ella y siguiera a su lado como si no pasara nada o es que no me había humillado ya lo suficiente y esta era su nueva forma de pisotearme. Aún así hice lo que pude para que nuestro matrimonio no se acabara, pero mi paciencia de pronto se acabó.

"Ese hombre me quito la vida, corto mis alas y robo mis sueños,

me convirtió en esclava, en sombra oscura que se esconde en los rincones... Y simplemente calle.

Tiro a la basura mi pasado y mis recuerdos haciéndome creer que tenerlos era pecado.

Quedó prohibido reír, cantar y bailar... Y simplemente calle.

Pisoteo hasta el último gramo de dignidad que tenía y golpeo mi rostro matando mi orgullo.

Hizo de mi mundo una burbuja en la que solo cabían mis hijos y él...Y yo, simplemente calle.

A los diez y seis años pinto mi cara de tristeza y seriedad y veinte años después me reclamó por ser una mujer oscura... Y fue cuando me revelé, grite y volví a nacer."

Liliana vive en mi.



Liliana tenía diecisiete años cuando se fue y se llevo con ella todo mi mundo, lo bueno y lo malo, lo poco y lo mucho que yo era.

Su partida rompió mi burbuja dejándome en completa incertidumbre, el mundo como yo lo concebía desapareció; creo que su única misión en la vida era mantener unida a mi familia por cierto tiempo, al cumplir su propósito se simplemente se marcho.

De un momento a otro mi alma estaba destrozada y en un intento por mitigar el dolor me entregué a la negación ¡eso no me está pasando a mí! empecé a ver todo lo que pasaba a mi alrededor como si estuviera viendo una película triste que me causaba dolor y hacía que afloraran las lagrimas, pero mi cerebro se empeñaba en hacerme creer que ese asunto no era mío, definitivamente alguien había muerto pero no era mi niña, no podía ser ella; me negué a ver su cuerpo sin vida quizá esto evitaba que fuera ella quien yacía tendida en ese ataúd, en cualquier momento ella entraría por la puerta riendo con esas grandes y ruidosas carcajadas que la caracterizaban "ya llegué mamá" ¡no! en ese féretro no estaba mi niña, seguro que estaba vacío y si había alguien dentro no era ella.

Después de unos días fui al cementerio creyendo que te vería, dicen que ahí te dejamos, mi cerebro no anda bien desde hace días, aún así...

"Hoy fui a verte, pensé que ir a ese lugar me quitaría de la cabeza esa absurda idea de de que no pasó nada, que tú no estás ahí y todo fue un mal sueño, una horrible pesadilla.

Fui porque necesito convencerme y resignarme pero no puedo, para mí todavía sigues dando lata por ahí. Fui porque te lo debía, porque me diste tanta dicha, porque siempre vas a ser mi niña aunque no estés."


No estabas ahí, solo había cemento y cruces, fue ahí donde entendí que jamás habías estado ahí tú estabas en mí, al final en algo tenía razón, no moriste, estabas viva en mi mente y en mi corazón y así sería siempre.

jueves, 19 de junio de 2014

Vendrás por mi.


Sé que una de éstas noches vendrá por mí para llevarme al paraíso.

Me tomarás de la mano para caminar senderos desconocidos y olvidados, llenos de luz en los que se respira alegría y el viento acaricia cálida

y dulcemente las mejillas.

Me llevarás contigo a ese lugar donde las nubes forman paisajes que embelesan los sentidos; me tomarás entre tus brazos para entrar en el castillo donde se hacen realidad los sueños, donde se acuna el amor y la vida no muere.

Vendrás por mí no has de dejarme; no volveré a estar sola nunca más, será entonces te colme de bendiciones y me postre a tus pies.

Vendrás y mis ojos brillaran nuevamente como estrellas y una vez más serás el sol que alumbra y da calor a mi vida.

Entonces te quedarás conmigo estoy segura porque sabes que eres todo cuanto necesito.

miércoles, 18 de junio de 2014

La partida de Liliana



1999, el año transcurría tranquilo y feliz, parecía que por fin la vida había tomado su rumbo y que los tropiezos y problemas por fin habían terminado pero aún así y sin señales de alerta se acercaba una tormenta, la peor de mi vida.

Dice el dicho que "después de la tempestad viene la calma" pero la vida me enseñó que tras la calma siempre se avecina una gran tormenta.

Llegó Diciembre, prácticamente había terminado el año, ya pensaba como sería nuestra navidad con las nietas, pero antes habría que festejar los cumpleaños de Israel y Jorge, todo prometía que terminaríamos el año de una manera tranquila y feliz, quien me iba a decir que esa sería la peor navidad de mi existencia.

El día 4 de Diciembre amanecí con la terrible noticia de que mi hija Liliana había tenido un accidente y había muerto.

Fue todo tan inesperado, tan rápido. No puedo creer que sea cierto, nunca más estarás conmigo, tu voz y tu sonrisa ya no me alegrarán.

Teníamos tantos sueños, tantos planes ¡AY! Nena todo se acabó. En un momento cambiaste mi vida, tú no estás, mi eje desapareció, la base de éste pilar se esfumó ¿ Qué voy a hacer sin ti? Tengo porque vivir pero nada es igual ¡faltas tú! Debo aprender a vivir sin ti, tarea imposible sobre todo cuando tengo tanto que recordar.

Ahora entiendo tu prisa por vivir, y devorarte el mundo... de algún modo, sabias que no tenias tiempo pero... nos faltaron tantas cosas por hacer.

Decías: “Nunca te dejare he de cuidar de ti toda la vida” qué pronto te cansaste ¿Lili, porque te fuiste? – No lograste comprender cuanta falta me haces.- Naciste para hacerme feliz para iluminar mi vida, para alegrarme, todo en ti era mágico y especial; Eras mi cascabel, mi sol, y no me conformo, no acepto, que ya no eres nada, no quiero entender que eres recuerdo... imagen imborrable en mi mente y mi corazón.

Hoy eres viento... Libre de ir y venir, entrar y salir, no hay mas cadenas, ni puertas, ni horarios –¿Así lo querías verdad?-- ¡Lo lograste! Te saliste con la tuya como siempre, como en todo. Ya no hay límites, los excesos son para ti, todos mis recuerdos tuyos son.

Antes eras y hoy sigues siendo mi eje, antes de mi realidad, hoy de mi fantasía. Yo también salí ganando hoy eres sólo para mí no sufriré tratando de liberarte de peligro y dolor.

Siempre seremos amigas compañeras y cómplices. Yo hago la historia, y con tu recuerdo... Como antes, como siempre yo me encargo de lo demás.

¿Sabes que eres la protagonista de mis sueños? Como veras nada ha cambiado, te gustaba ser la estrella del show... Pues seguirás siéndolo mientras viva.

¡Ay! Nena... con qué poco me conformo, pero no hay remedio, absolutamente nada me regresara tu presencia, no hay poder por divino que sea para devolverte la vida; te necesito conmigo ¿ por qué te fuiste? No entiendo la vida sin ti, tu partida me mutiló.

Me aferró a tu recuerdo no quiero olvidar tu mirada, tu sonrisa, tu rostro expresivo... a veces alegre y risueño, a veces tan triste, a veces enojado. Quiero capturar todos y cada uno de tus gestos, necesito recordar el tono de tu voz y el canto alegre de tus carcajadas... Y en este desmedido afán por no olvidarte, siento, que se me escapa tu rostro... (todo se va volviendo lejano y distante)

_Te estás perdiendo de todo lo que vivo aquí_ Algún día, volveremos a estar juntas, y seguiremos siendo cómplices.

No sé si te demostré cuanto te quiero pero, sé que de algún modo lo sabías.

Ahora en mi soledad quiero pensar que no te me fuiste, hago lo posible por engañar a mi razón diciéndole: en cualquier momento volverá, ¡regresa! Dime que la luna es de queso y el sol sale de noche Tal vez uno de éstos días me anime a gritar para que vengas pero... mejor descansa donde estas.

Te quiero, me haces falta... Hoy si puedo decir que me hace falta el sol.

martes, 17 de junio de 2014

Amor...



Amor, limpié tu escritorio revolví tus papeles y tire las cosas que guardabas, lo hice a propósito para ver si con esto te hago volver ¿ no piensas venir a reclamarme? Se lo importantes que eran esas cosas para ti, las guardabas como un tesoro.

Hurgue hasta el último rincón de tus cajones, encendí tu computadora, revise todos tus archivos y hasta formatee el disco duro. Me he permitido traspasar lo más intimo que tenías, esas cosas que cuidabas con tanto recelo y que ni a mí me permitías tocar. ¡vamos! ¿en verdad no vas a venir?

Vuelve aunque sea en sueños a exigirme respeto por tus cosas y tus secretos, vuelve para impedir que regale tu ropa, tus zapatos y todas esas cosas que no me gustaban y quise tirar desde el primer día ¿Vas a dejar que me salga con la mía?

Vuelve amor y dime que todo fue una pesadilla o un juego absurdo, una broma tonta de aquellas que siempre me hacías. Regresa a velar mis sueños como tantas noches lo hiciste, te presto mi almohada, aquella que nunca te prestaba y que tanto peleabas.

Amor solo quiero que retornes, pero bien que se que eso es imposible, y que este deseo por tenerte de nuevo junto a mi lado me hace delirar.

Y llegaron las nietas



Tenía treinta y seis años cuando Coco y Angélica me convirtieron en abuela, fue una linda niña y yo estaba más que feliz y orgullosa de ser abuela a esa edad, aún estaba joven y podría disfrutar a mi nieta sin achaques y con mucha energía.

Le pusieron el nombre de Fabiola, era una niña encantadora de carita redonda cabello castaño y ojitos de forma almendrada, para mí era la niña más linda del mundo, tanto como lo era mi hija.

Faby nació en Mérida Yucatán, y como allá el clima es muy caluroso, preparamos para su llegada ropa fresca, en ningún momento pensamos en comprar una cobijita; La primera noche que ella pasó en casa, no paró de llorar y Angélica tuvo una noche horrible sin saber porque lloraba sin parar y sin saber qué hacer. A la mañana siguiente muy temprano fui a ver cómo estaban, encontré a Angélica desesperada y un tanto frustrada (Faby aún lloraba) cuando me dijo lo que pasaba me acerqué a la pequeñita y de inmediato noté que tenía su naricita muy fría, por lo que supe enseguida que tenía frío, así se lo dije a Angélica y ella a falta de cobijitas para abrigar a la chiquita, la envolvió en un sweater y casi de inmediato Faby dejó de llorar. Cómo era posible que en aquel clima infernal ella pudiera tener frío.

Con la llegada de ella recordé lo lindo que es tener un bebé en casa, es como si el ambiente se llenara de mil colores en tono pastel y sus risas repicaran por todos los rincones, llenando de inmensa alegría los corazones.

En ese tiempo la vida parecía perfecta, parecía que no faltaba nada, tenía en mi burbuja todo lo que necesitaba, mis hijos estaban sanos y creciendo sin grandes problemas y ya hasta tenía una nieta que día con día se ponía mucho más linda ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Año y medio después llegó mi segunda nieta, le llamaron Lorena, tenía sus cabellos rubios y unos ojitos de cielo lindísimos, todos en casa estábamos felices con esas muñequitas, no olvido que Liliana disfrutaba mucho a las chiquitas, cosa que parecía extraña pues parecía que a ella los niños no le llamaban mucho la atención.

No termino de entender porqué cuando mejor parece que van las cosas, es cuando se avecina una gran tormenta que arrasa con todo lo que haya a su paso.

sábado, 14 de junio de 2014

Tu recuerdo duele



¿Qué se hace cuando el dolor se convierte en rabia? tu ausencia me pone furiosa y ni siquiera sé qué o quién es el culpable de mi enojo ¿a quién culpo por tu partida? al destino o a la vida; a quienes te lastimaron tanto o a ti mismo por haberte dado por vencido dejándome desprotegida y en total soledad y abandono.

Tu presencia era lo único que necesitaba, con ella lo tenía todo, fuiste y siempre serás la medida exacta en todo cuanto necesitaba y quería. ¡No me resigno! no puedo y no quiero hacerlo, tengo que revelarme ante tu partida porque me duele y el dolor se convierte en lagrimas que se secan y transforman en frustración y cólera.

Hoy solo eres un trozo de papel con tu imagen impresa en el, con esa hermosa sonrisa que solo despierta un cumulo de sentimientos encontrados que provocan mi ira, te miro y recuerdo toda esa felicidad que me diste un día pero ese leve destello de alegría termina apagándose con mis lagrimas que al brotar de mis ojos empañan tu fotografía que cubro de besos y pego contra mi pecho muy cerca del corazón pretendiendo abrazarte, pero una imagen no llena el vacío que dejo tu cuerpo entre mis brazos, es entonces que viene la ira que nubla mi mente y nace el deseo de romper todas y cada una de tus fotografías en un intento por acabar con tu recuerdo y este amor que aún siento por ti.

Te llevaste contigo mis ganas de vivir, para que quiero la vida si ya no estás para vivirla contigo, si no está más tu mano para apoyarme ni tu sonrisa para iluminarme.

Cada día que pasa el vacío crece y veo como se desvanecen todas las cosas que hicimos juntos, todo se lo está llevando el viento, todo se volvió nada, el recuerdo no alcanza para hacer latir el corazón.

Quisiera quedarme en este lugar que guarda tu recuerdo, que guarda tu olor y mantiene tu voz y tus pasos encerrados en sus pisos y paredes... tu esencia está encerrada aquí y aquí mismo quisiera esperar la hora del sueño eterno que ha de llevarme nuevamente a tu lado pero tengo que irme, este ya no es mi espacio, esta ya no es mi ciudad, pero he de volver para andar sobre nuestros pasos alguna vez.

Con todo el dolor que trae tu recuerdo, te recuerdo sin remordimientos, porque sé que nadie te amo más que yo, ni siquiera aquellos que juraban amarte por sobre todas las cosas y que sin embargo te dejaron un vacio inmenso en el corazón que yo no pude llenar a pesar de el amor inmenso con el que te adoré.

Tu recuerdo duele, tu recuerdo mata y aún así he de morir recordándote.

lunes, 2 de junio de 2014

Una carta desesperada




Que ganas de dormir y no despertar hasta que este sufrimiento haya pasado y mi amor por ti no duela más porque no soy tan fuerte, nunca lo he sido ni quiero serlo si ser fuerte es aceptar que te has ido y no volverás.

Los días parecen no tener fin, se hacen eternos y prolongan el tormento que provoca tu ausencia, no quiero pensar, no quiero recordarte porque hacerlo me consume.

Hoy más que nunca me mata la culpa en cada latir del corazón mío, estoy viva y tú no estás a mi lado, ¿por qué no tomaste mi mano y me llevaste contigo? prometiste que nunca me dejarías y mírame, estoy aquí tan sola consumiéndome y llorando tu abandono.

No hay forma de olvidarte, cómo he de hacerlo si aún siento tus besos quemando mis labios. Cómo olvidarte si siguen tus brazos asfixiándome en un fuerte abrazo colmado de amor. De qué manera borro el recuerdo de los días y las noches vividas contigo.

No quiero recordarte porque hacerlo duele, pero no puedo olvidarte porque tu alma se ha quedado amarrada a mi corazón, no puedo escaparme de ti, me diste tanto para recordar.

Estoy sola tratando de huir de ti, de tu amor y tu recuerdo porque no soy fuerte tu siempre lo supiste, y esto que estoy viviendo me hace sentir que Dios se olvidó de mí, todo esto parece una broma macabra del destino que se ensaña conmigo.

Esto no tendría que estar pasando, deberías estar llevándome de la mano en todo momento y todo camino. Quién va a levantarme cuando caiga, quién va a sacarme de mi tristeza y me hará reír a carcajadas para hacerme olvidar mis penas y enojos... ¡Dime quién!

Perdona mi egoísmo pero estoy en medio de una total confusión, deprimida, dolida y sola ¿puedes entender que aún te amo? ¿puedes entender que no entiendo tu partida? se que debo dejarte ir pero no puedo ¡perdóname mi amor!

sábado, 31 de mayo de 2014

Mi historia con Paco Parte III



Desde el primer momento Paco me lleno de atenciones y detalles, me enseño un mundo completamente diferente al que yo conocía, y este estaba lleno de amor, felicidad y sobre todo de respeto ¿qué más podía pedirle a la vida? era un hombre maravilloso y yo me sentía muy afortunada de tenerlo a mi lado, de poder compartir mi vida con él y sobre todo de tener todo su amor.

Al final de cada día yo me encontraba más enamorada y agradecida con Dios por haberlo puesto en mi camino; mi amor por él llego a ser inmenso y único, como jamás pensé que se podía amar a alguien así lo amé, con esa clase de amor que parece que no cabe en el pecho y desborda saliendo por cada poro de la piel.

Terminé entregada a él en cuerpo y alma, procurando hacerlo feliz en todo momento, no sé si logre hacerlo feliz como lo merecía, pero mucho tiempo pude ver en su rostro alegría y en sus ojos ese brillo tan especial que solo él poseía cuando estaba alegre.

Sé que en el tiempo que vivimos juntos fui su calma y su paz, aún con todos esos fantasmas y telarañas que desde que lo conocí le causaban tanta ansiedad y frustración. Mi amor y mis brazos lo cobijaron y mitigaron en gran parte ese dolor que en el fondo cargaba sobre sus hombros.

Para mí fue muy difícil ver como al final su enfermedad lo fue consumiendo poco a poco, verlo sufrir me hizo sentir muy impotente, Dios sabe que me habría gustado tener la varita mágica que le diera salud. Rogué a Dios mil veces que le diera salud y no solo no me escucho sino que se lo llevó con él, y aunque sepa que ahora Paco no sufre donde esta no puedo evitar revelarme porque siento que nos falto mucho camino por recorrer juntos, me falto darle más amor del que le pude dar.

Nuestro tiempo juntos fue corto, el camino andado de la mano resultó muy breve, apenas doce años, pero me ha dejado una huella imborrable que llevaré hasta el último instante de mi vida, porque un amor como el nuestro no se puede olvidar.

Nuestra historia fue lo más parecido a un cuento de hadas... pero sin final feliz porque te fuiste

jueves, 29 de mayo de 2014

Mi historia con Paco Parte II



De pronto Paco apareció por la puerta con esa enorme sonrisa que lo caracterizaba, de inmediato nos abrazamos como si conociéramos de toda la vida y ese fuera nuestro reencuentro después de no habernos visto por un largo tiempo, aún recuerdo aquella hermosa sensación y se me enchina el cuerpo !qué hermosa emoción! Pasamos el día juntos, él me llevo a conocer los sitios turísticos cercanos a Pachuca, hay una anécdota que hoy me causa mucha risa pero que en su momento me aterró. Ese día mientras Paco me mostraba todos esos lugares hermosos de pronto salió de la carretera tomando una pequeña vereda que se adentraba al bosque, cosa que me causo mucho temor, cruzaron por mi mente muchas cosas horribles, en ese momento pensé que Paco era un loco que me mataría en aquel lugar perdido en el bosque, Paco al notar mi miedo me hizo sufrir un poco insistiendo en que deberíamos ir pues quería mostrarme un lugar muy hermoso, solo que no sé qué cara habré puesto, lo cierto es que de pronto sonrío y dio vuelta a auto para regresar a la carretera. ¡Dios! jamás había sentido tanto miedo. Él y yo cada vez que lo recordábamos nos reíamos mucho, a veces me decía "sigue y te llevo a la veredita"

Cuando regresamos del paseo, ya casi era de noche y él me pidió que me quedara esa noche y regresara hasta el día siguiente por la mañana, tenía mis dudas pero me daba miedo regresar tan tarde a la ciudad de México por lo que acepté; pensé que sería una noche muy larga tratando de mantenerle las manos quietas, pero me equivoqué, Paco se porto como todo un caballero, mantuvo su distancia y me trato con mucho respeto. Yo estaba realmente sombrada con su comportamiento, pero con su conducta de aquella noche me gustó mucho más de lo que ya me gustaba.

Al día siguiente me llevo a la terminal de autobuses después de desayunar, nos despedimos con un abrazo increíble y un beso, antes de irme me hizo prometer que volvería antes de regresar a Mérida, cosa que cumplí y días después volví, pasamos otro día juntos y me fui. Esos dos días que pasamos juntos me dejaron muy confundida, por un lado sentía una gran atracción por él y un sentimiento muy extraño que no comprendía y por otro lado pensaba que lo nuestro no debía ser, por la diferencia de edades y por mi situación; definitivamente no era el tipo de persona que él necesitaba en su vida, pensaba que no podría hacerlo feliz, yo ya estaba marcada por malas experiencias.

Volví a Mérida y trate de olvidarme de él a toda costa, cosa imposible pues las charlas por el mensajero y las llamadas continuaban, él no pensaba dejarme ir, había decidido que era la mujer que quería en su vida, por más que le dije mil veces que él necesitaba una mujer de su edad que le diera hijos, Paco me repetía una y otra vez que no quería tener hijos y yo pensaba que lo decía solo para convencerme de que era yo la mujer que quería a su lado.

Dos meses después de haberos conocido en persona él me pidió que viviéramos juntos, que no le importaba mi edad, ni mi situación, ni que fuera abuela y ni siquiera que yo no pudiera darle hijos, lo único que quería era que compartiéramos nuestras vidas. Con todos mis miedos y mis dudas acepté, empaque algunas cosas y el 11 de Marzo del año 2002 llegué a Pachuca a vivir con él convencida de que merecía rehacer mi vida y ser feliz...

Mi historia con Paco Parte I



Mi historia con Paco fue lo más parecido a un cuento de hadas, su amor fue como el beso del príncipe encantado que rescata a la princesa salvándola de la muerte, regresándola a la vida.

Nos conocimos en el peor momento de mi vida, cuando la pérdida de mi Liliana y la ruptura con Javier habían roto la burbuja en la que había vivido y mi mundo parecía haberse desmoronado. Llegó cuando más lo necesitaba y cuando creí que mi destrozado corazón no podría volver a amar.

Nos conocimos en una sala de chat en internet, nuestro primer encuentro fue casual y por equivocación; él estaba usando un nombre de usuario muy similar al que usaba otra persona con la que yo solía conversar, y al confundirlo con aquélla persona lo saludé, en todo momento supuse que él me estaba tratando de tomar el pelo cuando me decía que era otra persona; antes de despedirnos me pidió mi correo electrónico y por un par de meses no volví a saber de él.

Para ese entonces yo pasaba días y noches conectada al internet, era el refugio en el que me sentía segura y me ocultaba. A toda hora podía platicar con personas que no representaban ningún riesgo y me hacían sentir acompañada, ese mundo era fácil de controlar, si algo no me gustaba bastaba con cerrar la ventana y asunto resuelto; era mi piso trece, estaba cuando lo deseaba y dejaba de existir con solo apretar un botón.

Un día recibí una solicitud en mi mensajero para aceptar a alguien, no me pareció extraño porque a diario las recibía y lo acepté, era ni más ni menos que de Paco, y desde aquel día empezamos a platicar casi todos los días, parecía increíble que sintiera una gran empatía y entendimiento con aquel hombre de quien no sabía nada, ni tenía la menor idea de la apariencia que tenía, porque ni siquiera le había visto la cara ni en fotografía.

Llegado el momento intercambiamos fotografías para al menos saber cómo era la persona que se encontraba del otro lado del monitor, esto hacía las platicas un poco más reales y personales, no eran solo palabras escritas y dirigidas a un monitor, del otro lado estaba alguien real. Cuando vio la fotografía que le envié me dijo: "qué bonitos ojos" te los regalo le respondí a modo de juego, pero él se lo tomó en serio, tanto que no quedó tranquilo hasta que mi oferta se hizo realidad y mis ojos fueron solo para él.

Pasado un tiempo de comunicarnos únicamente por el mensajero, empezaron las llamadas por teléfono, mismas que se fueron haciendo cada vez más largas, profundas y personales, me encantaba su voz, escucharlo me producía mucha calma. Debo confesar que al principio para mí era como un juego que me fue envolviendo sin darme cuenta hasta que llegó el día que empecé a extrañar su voz cuando no me llamaba.

¿qué te pasa Pilar? él es menor que tu, solo está jugando de la misma manera que tu lo haces, olvídate de él. ¿acaso no aprendiste la lección con Javier? Día tras día me hacía las mismas preguntas tratando de convencerme a mi misma que aquello era una locura, igual cabía la posibilidad de que fuera casado y tuviera hijos aún cuando lo negaba, después de todo él estaba en otra ciudad muy lejos de donde yo vivía. Al final del día terminaba casi convencida de que era solo un juego que con apretar el botón terminaría en el momento que yo quisiera pero, apenas sonaba el teléfono sabía que era él, era Paco que me llamaba para nuestra cita telefónica y yo respondía tan ilusionada como una quinceañera.

Yo seguía casada con Javier y quería tramitar el divorcio, como no tenía el acta de matrimonio me vi en la necesidad de viajar a la ciudad de México para poder sacar una copia certificada del acta, que era lo único que me faltaba para hacer el trámite y dar por terminada mi relación con él. Cuando Paco supo de mi viaje me pidió que nos viéramos para poder conocernos por fin en persona. Vernos en México resultaba difícil por lo que decidimos que yo viajaría a Pachuca, que estaba a solo hora y media de la ciudad de México.

Llegó el día y mientras viajaba en el autobús hacía Pachuca, el corazón no dejaba de latirme con gran fuerza, parecía que iba a salírseme del pecho, estaba extremadamente nerviosa. Al llegar debía llamarle por teléfono para que fuera por mí a la terminal, y así lo hice. Mientras esperaba que llegara los nervios hacían de las suyas, las piernas me temblaban, las manos me sudaban y el corazón me latía muy fuerte, el tiempo de espera parecía eterno, hasta pensé tomar el autobús de regreso, pues me estaba arrepintiendo...

martes, 27 de mayo de 2014

Tu ausencia.




¡Dios! ¿por qué te lo llevaste? Puedo entender que él está contigo y todas sus angustias, sus miedos y sus dolores han terminado para siempre, pero no puedo evitar mi egoísmo, me rebelo ante tu decisión, me está doliendo el alma y no encuentro cómo mitigar este dolor que me hace gritar maldecir y llorar en mi infinita soledad.

Paco no acepto ni entiendo tu partida, que voy a hacer sin ti, qué hago sin tu presencia, sin tu mirada y tu sonrisa... sin tu amor. Dime por favor, como voy a llenar este vacío y como acabo con este dolor que me está quemando el alma, me oprime el pecho y no me deja respirar.

Te extraño amor, y tu recuerdo ha de acompañarme siempre porque me diste mucho para recordar, me enseñaste una forma diferente de amar y no me resigno, me resulta increíble que no estarás más.

Espérame en el cielo amor, ahí retomaremos el camino y caminaremos de la mano hasta la eternidad...

miércoles, 14 de mayo de 2014

La huida de Coco.


Coco iba a la secundaría y en su tiempo libre le ayudaba a su papá a trabajar en la mecánica, tendría unos catorce o quince años en ese tiempo cuando un día llego Angélica una chica compañera de escuela preguntando por él, después me enteré que la chica era su novia y que la niña se había escapado de su casa, su padre vino mas tarde a buscarla pero ella no quiso irse, y se quedó en casa, Javier lo acepto pero yo no estaba contenta con lo que estaba pasando, tenía que buscar la manera de deshacerme de esa niña a como diera lugar.

Habían planes de irnos a Guadalajara y mandamos a Israel y a Coco para allá diciéndoles que mas delante los alcanzaríamos. Esto me vino como anillo al dedo, supuse que era la oportunidad de quitar de en medio a Angélica y creí erróneamente que era una excelente oportunidad para que Coco se olvidara de ella.

Al principio la chica se quedó con nosotros, pero como pasaban los días y no había para cuando nos fuéramos ella se fue de la casa, por fin me había librado de ella y Coco podía volver. Poco tiempo después él e Israel volvieron a Mérida, y yo me sentía tranquila porque pensé que Angélica ya no volvería a nuestras vidas, Coco podría volver a estudiar y todos felices y contentos ó al menos eso es lo que yo pensaba y quería, pero cuando menos lo pensé Coco salió con su amigos y más tarde ellos vinieron a avisarme que él se había marchado a Cancún para reunirse con Angélica.

Durante algunos meses no supe de ellos y así como un día se fue un día regreso con Angélica sin previo aviso. Yo estaba molesta y triste a la vez por la forma en que se había ido, pero aún así me dio mucha alegría verlo bien, aunque se le notaba un poco delgado; Liliana que estaba conmigo dijo que lo veía muy delgado al tiempo que alzó su camisa, nos llevamos tremendo impacto al ver una cicatriz enorme que iniciaba en el pecho y seguía hasta abajo de su cintura, sentí que me oprimían el pecho cuando nos dijo que en un pleito lo habían acuchillado y estuvo internado en el hospital donde lo operaron y se vio muy grave; nos contó que durante los días que estuvo internado Angélica no se había movido del hospital, hasta había dormido en el piso junto a su cama, lo cuido día y noche hasta que lo dieron de alta. Estaba aturdida por lo que nos acababa de contar ¿qué podía decir? por un momento sentí mucha rabia por no haberme avisado después todo el coraje que le había tenido a Angélica desapareció, pensar que mientras él estaba tan lejos había podido morir y ella me lo cuido me cambió el panorama completamente.

Desde ese momento se quedaron a vivir con nosotros, y pronto me convertí en abuela.

martes, 13 de mayo de 2014

Intercambio de regalos (anécdota por Rocío)



Vino a mi memoria, ahora que Pily está escribiendo parte de sus recuerdos, éste de cuando ella tenía aproximadamente 5 años de edad, fue un 25 de Diciembre -en Guadalajara llega el Niño Dios- ella y Roberto eran ya de los últimos a los cuales les traía, pues a los otros 3 más grande nos había dejado de traer.

Bueno el caso es que a nuestro hermano Roberto, le habían traído carritos, soldaditos, caballitos y otras cosas y a ella le trajeron muñecas, juegos de té y cosas de niña. Me fueron a hablar a mí para que viera lo que les había traído el Niño Dios, y bueno el caso es que ella le dijo a Roberto que las muñecas y cosas de niñas eran para él y lo otro para ella ya que no le gustaban las cosas de niña.

Le dije que no era así puesto que como niña le correspondía lo propio a niñas. Solo porque uno no tenia los adelantos que existen actualmente, de lo contrario le habría tomado una foto a la carita que puso.

A la fecha cada que lo recuerdo viene la cara de alegría del Chavo (Roberto) pues así le decíamos en casa y la de ella, y me sonrio.


                                                                                                   Anécdota contada por:

                                                                                             Rocío Sánchez Padilla Sánchez

La otra España. Mocedades



Habré tenido catorce o quince años cuando mi hermano Memo se unió a un grupo de jóvenes que se reunían para cantar en la misa dominical. Poco después yo también empecé a acompañarlo y me integré al grupo, la mayoría eran más grandes que yo, aún así me gustaba mucho asistir a los ensayos, las reuniones y por supuesto a cantar en las misas.

Guillermo tocaba la guitarra, recuerdo que siempre andaba cargando su instrumento y tocándolo en todo momento fuera a donde fuera; alguna vez intenté aprender a tocar la guitarra sin conseguirlo, por lo que me pegaba a mi hermano para cantar con él, aunque no tenía buena voz, cantar era algo que me gustaba mucho hacer. En un par de ocasiones si mal no recuerdo participamos en concursos de canto que se organizaban entre otros coros similares al que pertenecíamos.

Una de las canciones que me trae muchos recuerdos y me provoca mucha nostalgia de aquel tiempo es una de mocedades, y ahora quiero compartirla con ustedes.