martes, 9 de febrero de 2016

Inicia la cuenta regresiva.



Cuenta regresiva para el olvido.

10... Comprensión.
 No tengo porque estar luchando por un lugar en tu vida, de ninguna manera debo convencerte que soy la persona indicada y perfecta para hacerte feliz.

9... Determinación.
 La decisión está tomada, te quiero fuera de mi vida, la única manera de lograrlo es sacándote de mi mente y matar el sentimiento.

8... desesperación.
Las noches se vuelven largas y tormentosas, tu recuerdo vuelve una y otra vez y la pregunta se repite sin cesar ¿porqué no me amo?

7... Llanto.
Llegan las horas húmedas mojándolo todo, en un desesperado intento por lavar la piel para borrar las huellas de tus labios y tus manos.

6... Rebeldía.
El corazón se niega a dejar de latir por ti. Vives en él, o al menos eso cree, y no hay manera de hacerle entender que hace mucho que te fuiste.

5... Esperanza.
En el fondo sigue vivo el anhelo de que regresarás, y la espera por un mensaje que no llega, hace las horas interminables.

4... Tentación.
Las ganas de llamarte me hacen flaquear, he tomado el teléfono mil veces, sintiendo la necesidad de repetirte una vez que te amo y decirte cuanto es que te extraño.

3... Valor.
Hay que ser fuerte, es hora de sacar toda la fuerza que hay dentro de mí para soltarte y dejarte ir para siempre. Aunque duela.

2... Resignación.
Y de pronto empiezo a entender que en verdad te has ido, ya no eres mío -o más bien nunca lo fuiste- pero eso ya no importa, sé que puedo seguir sin ti.

1... Paz.
Después de la tormenta siempre llega la calma, y para mí la tempestad pasó dando paso a un nuevo día bañado de sol que traerá consigo nuevas esperanzas.

Olvido.

lunes, 8 de febrero de 2016

Fuerte por amor.


Amarte me hace fuerte, tanto, que por nosotros puedo cargar el cielo para que en él construyamos nuestra felicidad.

sábado, 6 de febrero de 2016

Nunca encajará


Infierno


El infierno llega con la noche, oculto en la oscuridad.
Tu recuerdo aviva las llamas que consumen cuerpo y alma, durante las largas horas de insomnio con las que purgo el insolente atrevimiento de poner mis ojos en ti, y el pecado de amarte.

Atesora


Quédate los besos que te di y las caricias con que tu cuerpo dibujé,
atesora la pasión  que generosamente te regalé.
Aún me quedan mis labios y mis manos para besar y acariciar otra piel.

Guarda el amor que te tuve y las horas que te di,
atesora el amor que desinteresadamente te concedí.
Yo aún tengo el  corazón lleno de amor y tiempo para regalar.

Conserva las palabras que escribí para ti,
atesora el sentimiento que en letras tantas veces te confesé.
A mí, todavía me queda un abecedario de sentimientos.

Guarda el recuerdo de mi cuerpo a tu lado,
atesora en tu memoria mi compañía.
Yo aún me hago compañía y Tú... Tú estás sin mí.

jueves, 4 de febrero de 2016

¡No más por favor!

Te he dado el corazón, el alma y el cuerpo en exclusiva, a ti,
justo a ti que compartes tu amor, tu ser y tu cama.
¡No más! ¡No más por favor!
Tengo que olvidarme de ti y dejar de amarte.
Debo entender que nunca te quedarás conmigo.
Ya es hora de abrir los ojos y dejar de soñar.

lunes, 1 de febrero de 2016

Una sola vez



Por una sola vez en la vida quise ganar,
aposte todo por él y me quedé sin nada