martes, 25 de julio de 2017

Duda.




No sé que fuimos, ni si somos y seguiremos siendo.
No sé si es, lo tuyo y lo mío, o, si debo decir lo nuestro.
No sé si fue unilateral o, si fue de ida y vuelta.
No intento ponerle nombre a lo vivido, porque al hacerlo,
corro el riesgo de ensalzarle o denigrarle.
No sé si será correcto decir, que esta relación se dio por necesidad.
No sé el porqué, el cómo ni el cuánto, lo único que sé con certeza es,
que la vida atendió nuestras necesidades, porque la verdad es,
que yo necesitaba amar a alguien y tú necesitabas a alguien que te amara.



México 25/07/2017

martes, 11 de julio de 2017

Tú no lo sabes, pero...


Tú no lo sabes, pero... Quería llegar a ti, y para eso, aprendí a tirar muros y acortar distancias.
Para estar a tu lado salí a la calle sin importar si había lluvia o sequía, o si era invierno o primavera. Quería compartir contigo mi paraíso, por eso, no dudé en abandonar mi sitio seguro en tierra firme, ni vacilé en adentrarme en ese mar de aguas profundas a las que tanto temo.
Tú no lo sabes, pero... Por conquistar tu amor, dejé mi zona de confort y salí a la vida.
María Del Pilar Sánchez Padilla Sánchez
México 11/07/2017

viernes, 30 de junio de 2017

Tu recuerdo.


Pesadilla.



Pesadilla.
Se dejó llevar por la noche, hasta caer en la más profunda oscuridad de una pesadilla, que se repite... y se repite, cual tañer de campana multiplicado por el eco.
Y pasó una noche más, devorada por la ansiedad que causa el verse pérdida en la negrura de una habitación llena de puertas, que al abrirse, conducen a más oscuridad.
En cada habitación, silencio y oscuridad; sombras negras de gente sin rostro que quiere encender las luces, igual que ella, pero sin conseguirlo.
La pesadilla se prolonga y el miedo ataca por la espalda. La noche parece no tener fin, el sol no llega para traer esa luz que al golpear sus ojos consiga despertarla.
Ella tiembla y suda en su cama, lucha consigo misma, con su subconsciente que le muestra el mensaje de manera cruel, pero ella, a pesar de tantos años, aún no logra descifrarlo.

María Del Pilar Sánchez Padilla Sánchez

México 30/06/2017

sábado, 8 de abril de 2017

Sólo un juego.



Si sólo se trataba de un juego...
Me hubiera gustado enseñarle a tus manos, la ruta de caricias que deben seguir sobre una piel de mujer para llevarla al éxtasis.
Debí enseñarle a tus labios el itinerario a seguir, desde los míos hasta la punta de mis pies; tendría que haberte dicho que tu boca tenía que detenerse donde el cuerpo se bifurca.
Debí hacerte ver que el gozo de una dama, está bajo el monte de Venus, en ese botón rosado que al besarlo florece.
 Debí enseñarte tantas cosas... Pero ambos estábamos muy ocupado. Tú en tu egoísmo y yo haciéndote sentir el mejor del universo (porque yo si te amaba)
Me hubiera gustado enseñarte lo que otras no te enseñaron, ni siquiera esa que has elegido; porque a tu edad deberías saber, que el placer de una mujer no está en la gruta de tu placer...


México 6/4/2017