jueves, 13 de agosto de 2015

Súplica.





¡Esta noche no por favor!
Esta noche di que me amas aunque no sea verdad.

Mañana habrá nuevamente luz en mi vida
o fingiré que la hay;
mañana una vez más tendré fuerzas
para pelear contra el mundo, la gente y mis sentimientos
para que nadie sepa de mi soledad.

En cuanto salga el sol detéstame como siempre
pero hoy, ¡ayúdame a pasar la noche!

Acaríciame el alma con palabras falsas,
engáñame te lo suplico
porque ésta noche la soledad me ha vencido,
en éste momento necesito sentirme amada.

Déjame soñar que eres el príncipe de mi cuento
¡rescátame un momento!

En cuanto los primeros rayos de luz entren por mi ventana
habrá terminado el sueño.
Tú no habrás de recordarlo nunca.

Yo de vez en vez he de recordarlo en noches como esta
en las que logré aniquilarme la soledad.

1 comentario:

  1. vaya, que si escribes con el corazon es poco, pones toda tu alma y expones muchos de tus sentimientos

    ResponderEliminar